Freites: producción de gasolina aumenta a 80 mil b/d, pero se va a Cuba y al mercado negro

@DolarToday / Jun 24, 2021 @ 12:00 pm

Freites: producción de gasolina aumenta a 80 mil b/d, pero se va a Cuba y al mercado negro

Representantes sindicales afirman que aumentó la producción de gasolina y diésel en Venezuela, pero que el combustible no está siendo distribuido a la población. Denuncian además que «franquicias sindicales» en Pdvsa y en empresas básicas han atentado contra los derechos laborales de los trabajadores

TalCual

La población venezolana no estaría beneficiándose de una mejora en la producción de gasolina y diésel, debido a que una muy buena parte del combustible se está desviando hacia Cuba y hacia el mercado negro. En las últimas dos semanas se han incrementado las filas de vehículos en las estaciones de servicio en todo el país, pero muchas también permanecen cerradas y otras solo logran suministrar hasta horas del mediodía. Mientras, representante del sector agrícola advierten que se corre el riesgo de una escasez de bienes, debido a la falta de diésel que les impide producir y transportar los alimentos.

Iván Freites, secretario de Profesionales y Técnicos de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), informó que en el Centro Refinador Paraguaná (CRP) se está produciendo 80 mil barriles diarios (b/d) de gasolina (20 mil b/d en Puerto La Cruz y 60 mil b/d en Cardón); así como 75 mi b/d de diésel.

«Si hay más gasolina, si hay más diésel. Pero, 50% se va para Cuba y el otro 50% se lo llevan los militares a través de PDV Puertos. Ellos son los que están distribuyendo el combustible. Más nunca habrá estabilidad, mientras exista un mercado negro manejado por militares y cubanos, y mientras también se venda en 4 dólares el litros de diésel y a 5 dólares el litro de la gasolina», denunció Freites.

A comienzos de junio, varios reportes de embarque de Pdvsa revelaron que la administración de Nicolás Maduro continúa enviando diésel a la isla de Cuba. Un informe de Caracas Capital indicó que 159.445 barriles de combustible navegaron en el buque Alicia el pasado dos de junio con destino al puerto de Matanzas.

Por otra parte, Freites acotó que aunque esta mejora en el combustible obedece a la puesta en marcha de varias plantas en las refinerías y a una mayor producción de crudo, aún se mantiene la inestabilidad operativa en Petróleos de Venezuela (Pdvsa). «Las refinerías llevan trabajando pocos días en lo que va del año, operan unos 25 días y luego las paran 21 días».

También, puso en duda la meta de producción de 2 millones de b/d para finales de año planteada por el ministro de Energía y Petróleo, Tarek El Aissami. «En los primeros meses del año se estaba produciendo 570 mil b/d, pero después las cifras en la Faja indicaban una producción de 375 mil b/d y una semana después en 293 mil b/d. ¿A quién se le puede creer? Estas declaraciones de Tarek lo que buscan en desviar la atención de los graves problemas del país».

Contratistas y la lista Tascón
Las declaraciones de Iván Freites se dieron durante una rueda de prensa convocada vía online por la Asamblea Nacional de Trabajadores (ANT) para tratar las condiciones de la industria petrolera y de las empresas básicas, así como de la situación laboral. Sobre el segundo tema, denunciaron la existencia de unas «franquicias sindicales» paralelas a los grupos de sindicatos electos por los propios trabajadores. Señalaron además que se realizan contrataciones en las empresas contratistas de Pdvsa, utilizando la llamada «lista Tascón».

Horacio Silva, representante de la refinería El Palito (Carabobo), denunció que estas «franquicias sindicales» en Pdvsa y en las siderúrgicas están atentando contra los derechos laborales y salariales de los trabajadores a través de las convenciones colectivas.

«Hay franquicias sindicales que tienen todo el poder del Estado para tratar las convenciones colectivas, son unos supuestos sindicatos que están al servicio del gobierno y no tienen legitimidad de origen porque no fueron electas por los trabajadores. Tenemos el caso de la Central Bolivariana de Trabajadores que la administra el gobierno y que lidera Wills Rangel desde su cargo en la directiva de Pdvsa que ya va para 12 años sin unas elecciones con los petroleros», dijo Silva.

A su juicio, actualmente no existe una diversidad de movimientos sindicales, lo cual es una de las bases de un país con verdadero talante democrático. «Nos hemos convertido en los esclavos del siglo 21, y estamos frente a una dirigencia sindical que se arrodilla al gobierno y no pelea por nuestras reivindicaciones y que ha permitido que nuestro contrato colectivo sea manejado por el patrono y que tiraran a la calle a millones de trabajadores».

Coincide Silva en que que las condiciones de la industria petrolera son lamentables, y que la refinería El Palito producía 250 mil b/d de productos que se derivan del crudo y hoy no está produciendo.

Al respecto, Freites reiteró que es falso recuperar la producción petrolera para finales de 2021, ya que el personal calificado para operar y manejar la industria «prácticamente huyó». indicó que 20% de este personal es lo que queda en la empresa y está siendo maltratado laboralmente.

«El objetivo fue destruir a Pdvsa y a su recurso humano. Más de 30 mil trabajadores fueron despedidos o tienen procesos judiciales, más de 60 trabajadores permanecen detenidos y 20 mil están fuera de Venezuela, esto es una tragedia humana», afirmó el representante del Futpv.

Por otra parte, denunció que PDV Puertos se encuentra siendo gerenciada por funcionarios militares y por Cubametales, «una empresa cuyos dueños son los que dirigen el régimen cubano, los Castro». Advirtió que ambas compañías se encuentran tratando de recuperar algunas instalaciones en el país y entre ellas dos puertos en las refinerías Cardón y Amuay, pero que a su personal le pagan en dólares y a los trabajadores del área de Pdvsa en bolívares.

Señaló igualmente Freites que los contratistas de Pdvsa se encuentran aplicando la llamada «lista Tascón» para contratar a trabajadores.

Rubén González, representante de las empresas básicas de Guayana, señaló que debido a la paralización de operaciones de las empresas básicas, son pocos los trabajadores que están siendo llamados para realizar alguna actividad.

«En las empresas básicas hay una política de terror. Los requeridos son amenazados para que no informen de lo que sucede en las plantas, pero hay otros trabajadores afiliados al chavismo que le siguen el juego, aquellos que le hacen el juego al régimen son traidores de la clase laboral», afirmó González.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*